Inicio Noticias «Quiero volver a cantar en Sevilla»

«Quiero volver a cantar en Sevilla»

Siete meses más tarde y en otro escenario distinto al Teatro Lope de Vega, pero ya sí se puede decir que Plácido Domingo es Hijo Adoptivo de Sevilla. Los compromisos laborales impidieron al tenor español acudir a Sevilla el pasado mes de mayo, durante la festividad de San Fernando, para recibir su medalla. Este miércoles la lucía por fin orgulloso y emocionado en un acto en el Alcázar que sirvió también de clausura de los actos conmemorativos del XXV aniversario de la Exposición Universal de 1992.

«Sevilla ha sido siempre una ciudad mágica para mí», indicó el artista a los medios minutos antes del acto y reconoció que su «amor» por la ciudad empezó incluso antes de conocerla, cuando realizó un programa para televisión sobre las más de cien óperas ambientadas en Sevilla, como Don Giovanni, La fuerza del destino,Carmen o El gato montés. «Es difícil que haya otra ciudad mejor que los compositores hayan escogido para sus obras».

El nombramiento del tenor, director de orquesta y productor Plácido Domingo como Hijo Adoptivo de Sevilla ha sido el broche final de la celebración del XXV aniversario de la Expo 92, que arrancó el 20 de abril también en el Alcázar y en la misma sala, en la de Los Tapices, con la presencia de los Reyes eméritos, del ex presidente del Gobierno Felipe González y otros protagonistas del evento, como Manuel Olivencia y Emilio Cassinello, primer y segundo comisarios de la Exposición Universal.

El acto arrancó media hora más tarde de lo previsto con una interpretación del pianista sevillano Juan Pérez Floristán, de 24 años, que también recibió la medalla de la ciudad el pasado mes de mayo en el Teatro Lope de Vega. «Has sido un descubrimiento para mí. Espero que hagamos música juntos», le comentó el tenor al joven pianista después de escucharle tocar Sevilla, de Isaac Albéniz.

Durante su intervención, Plácido Domingo reconoció haber tenido una relación estrecha con la ciudad, interrumpida durante algunos años «por diferentes circunstancias». «Mi última visita fue hace cinco años. Siento mucho que mi relación con Sevilla haya sido interrumpida, pero nunca se está donde se quiere», afirmó el artista, que fue asesor lírico de la Expo 92, responsable del programa musical de este evento -con más de 60.000 actuaciones-, impulsó el proyecto operístico del Teatro de la Maestranza y dirigió la ópera que inauguró este coliseo, Carmen, de Bizet, que protagonizaron José Carreras y Teresa Berganza. «Espero poder volver a gozar de esta ciudad maravillosa. Quiero volver a cantar y a dirigir en Sevilla, y, sobre todo, estar entre vosotros», manifestó el tenor, cuyo padre, también cantante, debutó en Sevilla con la zarzuela Los Gavilanes.

«LOS REYES EMÉRITOS INAUGURARON EN ABRIL LOS ACTOS CONMEMORATIVOS TAMBIÉN EN EL ALCÁZAR»

A lo largo de los últimos ocho meses se han celebrado multitud de actividades conmemorativas por el XXV aniversario de la Expo 92, que fueron este miércoles recordadas en un vídeo durante el acto, al que acudieron representantes de todos los grupos municipales a excepción de Participa Sevilla. En este tiempo, se han desarrollado varios encuentros, entre ellos una reunión de antiguos trabajadores, una muestra organizada por la Asociación Legado Expo en el Pabellón de la Navegación para revivir aquellos días, jornadas de puertas abiertas en pabellones, exposiciones de fotografía y filatelia, espectáculos musicales y actividades para niños, entre otros.

«Nosotros la hicimos», subrayó durante su intervención Julio Cuesta, el comisario de los actos conmemorativos del XXV aniversario de la Expo 92. «Hemos espantado los malos espíritus que hablaban de despilfarro y los fastos del 92 que no han dejado de rondarnos», indicó Cuesta, que instó a mirar atrás «con sano orgullo para comprobar la grandeza» de aquella celebración, pero «sin nostalgia, porque la mirada está orientada al futuro». «Todos tuvimos algo que decir y hacer y, si se vuelven a plantear retos de futuro, sabemos que lo volveremos a hacer», sentenció tras asegurar que todos estos actos conmemorativos han sido un «éxito» y han contado con una «alta participación».

El alcalde, Juan Espadas, por su parte, destacó el papel que juega ahora la isla de la Cartuja, 25 años después, como Parque Científico y Tecnológico, eje por el que pasa «el futuro de la ciudad», y deseó que ese «salto a la modernidad» que se realizó en 1992 con la Expo sirva de inspiración, tras esta conmemoración, para seguir avanzando, generando riqueza y promoviendo una mayor justicia social.

 

Fuente: Diario de Sevilla (http://www.diariodesevilla.es/sevilla/Placido-Domingo-hijo-adoptivo-situ_0_1199580713.html)

Noticias relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer más

Política de privacidad