Inicio Noticias Las empresas de petróleo y gas apuestan por las tecnologías digitales ante la caída de precios del petróleo

Las empresas de petróleo y gas apuestan por las tecnologías digitales ante la caída de precios del petróleo

Madrid, 7 de diciembre  de 2017.– La mejora y mayor agilidad en la toma de decisiones (30%), el incremento de la rapidez de la producción (19%) y la reducción del riesgo (12%) encabezan la lista de beneficios de la aplicación de distintas tecnologías digitales en las empresas de upstream (sector de exploración y producción) de petróleo y gas, según se desprende de la encuesta 2017 Upstream Oil and Gas Digital Trends Survey elaborada por Accenture y Microsoft.

Las tecnologías digitales en las que este tipo de empresas están invirtiendo en estos momentos incluyen dispositivos móviles (56%), servicios de cloud (45%), big data y analytics (43%) e IoT (42%). Las áreas prioritarias de inversión para estas tecnologías son la gestión y mantenimiento de activos, la gestión de capital de proyectos y la optimización de la producción.

«Las compañías de upstream están experimentando una evolución en el uso de tecnologías digitales, desde uno concreto y de tipo aislado hacia a una forma de transformar áreas de negocio completas», afirma Bruno Chao, managing director Accenture Resources España, Portugal e Israel. «Los encuestados perciben el big data y el analytics, los servicios de cloud, el IoT, la movilidad, la computación de alto rendimiento (HPC) y la ciberseguridad como los activos con mayor potencial para transformar sus negocios. Entre los próximos tres y cinco años, el 70% planea gastar más o significativamente más en tecnologías digitales, y la próxima ola incluye el HPC, los wearables, la robótica, la inteligencia artificial (IA) y el blockchain».

Esta sexta edición del estudio Upstream Oil and Gas Digital Trends Survey 2017 desvela, que dentro de las áreas de upstream, los más de 300 profesionales encuestados esperan un mayor impacto en la producción, según el 28%; en las áreas geológicas y geofísicas, de acuerdo al 27%; y en la de perforación y terminación, en opinión del 19%.

De esta forma, el 30% de los directivos de empresas petroleras nacionales e internacionales asegura que la rapidez y la mejora de la toma de decisiones es el principal beneficio de la aplicación de tecnologías digitales, por lo que vuelve a encabezar el ránking por segundo año consecutivo. En segundo lugar, de acuerdo con el 19%, se sitúa la velocidad para producir petróleo y gas, que ha avanzado hasta esta posición desde la quinta que ocupó en la edición de 2016. El tercer beneficio, con un respaldo del 12%, comprende la reducción de riesgo gracias a la toma de decisiones en tiempo real.

Casi dos tercios (62%) de los encuestados perciben valor empresarial con la aplicación de tecnologías digitales, y un 27% estima dicho valor en un baremo de entre 50 y 100 millones de dólares o más, a pesar de la bajada continuada del precio del petróleo. Por el contrario, el 14% desconoce el valor monetario que se desprende de lo digital, el 20% no lo mide y el 4% sostiene que lo digital proporciona un valor añadido a su negocio.

La mayoría de los encuestados, no obstante, confían en que sus empresas obtengan valor de las tecnologías digitales y el 73% apunta que la mayoría de sus yacimientos de petróleo y gas serán totalmente autónomos gracias a la utilización de estas tecnologías en un plazo de tres a cinco años.

Por otro lado, el 39% afirmaron que el mayor riesgo de la falta de inversión digital es la pérdida de competitividad, mientras que el 19% citó la incapacidad de transición hacia un nuevo panorama energético.  Por último, sorprendentemente, a pesar del crecimiento de dispositivos conectados en plantas de petróleo que exponen aún más a estas compañías a riesgos relacionados con la ciberseguridad, el miedo de ver incrementados los ciberataques queda relegado a una tercera posición, con un 18%.

«No siempre hay que pensar en la posibilidad de obtener petabytes de datos, sino en que  se trata de un conjunto de soluciones y tecnologías que ni siquiera se podrían haber logrado hace cinco años», ha apuntado Egbert Schroeer, director general global de Process Manufacturing de Microsoft. «Lo digital no sólo está ayudando a reducir los costes operativos gracias a una mayor productividad de los trabajadores con movilidad, sino que la nube, la mejor administración de activos y el monitoreo remoto a través de analytics y de la IA están impulsando la excelencia operativa y la gestión de datos subsuperficiales en el sector del petróleo y gas. Con todo, será esencial que las empresas de upstream desarrollen rápidamente capacidades internas y que dispongan de talento externo para el análisis de datos y otras tecnologías líderes, si quieren mantenerse a la vanguardia en la revolución digital».

Las compañías de upstream también están ya considerando los retos de una plantilla digital. La atracción de talento es su mayor desafío en este sentido, especialmente el desarrollo de habilidades para la mano de obra temporal, los trabajadores externos y la incorporación de nuevas contrataciones. La mayoría de encuestados apuntó que les tomará de tres a cinco años construir la base de habilidades digitales necesaria. Por ejemplo, una gran mayoría, el 85%, consideraron que sus empresas carecían de capacidades de analytics completamente maduras. Si bien planean desarrollar esa área, el marco de tiempo estimado en el que pretenden hacerlo podría resultar demasiado prolongado competitivamente hablando, puesto que las tecnologías avanzan a gran velocidad. Se trata de una cuestión de especial relevancia, ya que el estudio de Accenture Strategy The Talent Well Has Run Dry señala que el sector del petróleo y gas podría experimentar una escasez de 10.000 a 40.000 profesionales petrotécnicos para 2025.

 

Fuente: Accenture

Noticias relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer más

Política de privacidad