Inicio Entrevista a: Juan Espadas Cejas, Alcalde del Ayuntamiento de Sevilla: “La desconexión de la ciudad con su empresariado más innovador se tiene que acabar”

Juan Espadas Cejas, Alcalde del Ayuntamiento de Sevilla: “La desconexión de la ciudad con su empresariado más innovador se tiene que acabar”

por Javier Flores

Usted mantuvo un encuentro con el Círculo de Empresarios de Cartuja y con empresas instaladas en el Parque Científico y Tecnológico (PCT). En esa reunión, subrayó la necesidad de «modernizar» el Parque. ¿En qué se concreta esta propuesta de modernización?

El PTC Cartuja debe ser el referente de un nuevo modelo empresarial, un símbolo del desarrollo económico de la ciudad vinculado a la innovación, a la economía digital, al emprendimiento y a los pequeños y medianos empresarios. Debemos forjar un plan integral primero de puesta a punto de la imagen de Cartuja y después de relanzamiento poniendo en valor todos sus activos, los empresariales pero también los culturales.

El presidente del Círculo, al igual que distintos empresarios presentes en la reunión, pusieron sobre la mesa la urgencia de que el «parque esté a la altura» de las empresas instaladas en él. Usted se comprometió a formar un grupo de trabajo con los empresarios del PCT para analizar sus necesidades y planes de futuro. ¿Cómo funcionaría este grupo y qué objetivos tendría?

El objetivo fundamental de ese grupo de trabajo sería la concepción y el posterior desarrollo del plan integral que abarca un sinfín de aspectos relacionados con la actividad dentro de Cartuja. Desde los citados hasta la creación de una imagen de marca, la movilidad o el adecentamiento del entorno del parque, porque ese entorno, todo hay que decirlo, no está ni mucho menos a la altura del PTC, pasando por el refuerzo a la colaboración con otras tecnópolis andaluzas e incluso por dar a conocer lo que aquí se hace. Sí, lo que hacen sus empresas debe tener la máxima difusión. La desconexión de la ciudad con su empresariado más innovador debe acabar. Y qué duda cabe, en ese plan integral tenemos que ir de la mano de las sociedades rectora y propietaria del parque, Cartuja 93 y Agesa, de la Junta de Andalucía, del Círculo de Empresarios de Cartuja y del resto de los agentes económicos, sociales y culturales de Sevilla.

De hecho, Cartuja es el único parque que se encuentra enclavado dentro de una gran urbe prácticamente en toda Europa. ¿Sería conveniente una mayor visualización de este rasgo diferencial? ¿Cómo habría que aprovechar aún más su privilegiada situación?

Éste es un elemento capital de ese plan integral. Y el PTC, a su vez, será integral. Porque al entorno empresarial y económico en sí, queremos que Cartuja sea un nuevo distrito cultural para la ciudad de Sevilla, un atractivo más para los propios sevillanos y para los turistas. ¿Cómo? En la parte cultural, recuperando el conjunto de este espacio, rescatando valores de la Exposición Universal de 1992 y poniéndonos a disposición de la Junta de Andalucía para implicarnos en una activa búsqueda de contenidos para los pabellones en desuso. En la parte empresarial, ya lo he comentado: la visualización de qué se hace en Cartuja. Y, por último, en la parte medioambiental, deportiva y de ocio, toda la margen de la dársena quedará como un paseo y pulmón verde desde Triana hasta el parque del Alamillo tras la construcción del paseo fluvial que ultima Caixabank en los aledaños del Pabellón de los Descubrimientos y la Torre Pelli. Fíjese, la ribereña Triana conectada con este moderno paseo fluvial, al que siguen el Jardín Americano, que vamos a recuperar tras años de dejadez, los Jardines del Guadalquivir y el Parque del Alamillo, y todo como itinerario peatonal y ciclista.

El desempleo es la principal loza de la dura crisis económica de los últimos años. Sin embargo, a pesar de la coyuntura, las empresas del PCT han creado empleo y de calidad. ¿Cómo se enmarca el parque en la estrategia de creación de empleo en su programa político?

Sevilla tiene una economía aún muy vinculada a los servicios, sobre todo al comercio y el turismo, ambos con un empleo marcadamente estacional. En cierta medida, resulta comprensible: Semana Santa, Feria de Abril y otros picos en la llegada de los turistas, si bien hay que destacar también que el turismo comienza a tener una afluencia regular en el resto de los meses, tendencia que hay que amarrar. En el lado opuesto tenemos la economía innovadora de PCT, que nos genera un empleo marcadamente indefinido. En el Plan de Empleo para la Ciudad de Sevilla, en cuyos trabajos estamos inmersos, se constatará ese protagonismo laboral de Cartuja en cuanto al empleo indefinido. Creo, además, firmemente en que el Ayuntamiento de Sevilla debe recuperar el papel de motor económico de la ciudad, de inductor de oportunidades que exprima cada uno de los sectores y busque proyectos estratégicos de alcance. Debe materializar una apuesta por la innovación y por los emprendedores habilitando nuevos espacios públicos para ellos y debe impulsar iniciativas que generen un empleo de calidad.

Uno de los temas que afectan y que más preocupan a las empresas ubicadas en el Parque es el de la movilidad. ¿Qué nuevas iniciativas en esta dirección? A su juicio, ¿está preparada la zona para cuando la Torre Pelli esté en carga real?

Estamos trabajando ya en un plan de movilidad para Cartuja que tendrá dos ejes fundamentales. El primero es interior y afecta a la regulación del tráfico dentro de Cartuja y los aparcamientos. El segundo es exterior, con el flujo del tráfico hacia Cartuja y hacia la propia ciudad. En ambos se está ya trabajando. Por lo pronto, no habrá el puente que no llevaba a ninguna parte, el asociado a la Torre Pelli, sino un ambicioso plan de movilidad del entorno de la Cartuja. Culminará a largo plazo con la reubicación de la estación de autobuses de Plaza de Armas cuando haya suficientes recursos económicos y, en todo caso, cuando se amplíe la conexión ferroviaria entre el apeadero de Cartuja y el Metro en Blas Infante, un proyecto que parece que el Ministerio de Fomento, por fin, ha entendido que debe incluir en los Presupuestos Generales del Estados tras años ignorándolo. Hay una cuestión vital que nos permite tiempo para una estrategia de movilidad seria y razonada: quien se crea que habrá ya, de inmediato, una avalancha de tráfico hacia la Torre Pelli se equivoca. La instalación de empresas y comercios en el rascacielos y, por tanto, la afluencia de trabajadores y coches serán paulatinas, sin olvidar tampoco que el Caixafórum no estará terminado hasta bien entrado 2016. Por último, impulsaremos una movilidad muy asociada al transporte público, con el refuerzo de las líneas de Tussam, y a la bicicleta.

¿En qué modelo de ciudad trabajará?

Un modelo social y sostenible de ciudad. Somos la capital de Andalucía y con Málaga estamos trabajando en un eje colaborativo sin precedentes para ser el motor de nuestra comunidad autónoma. Con altura de miras, con una visión amplia, con un modelo estratégico. Si sumamos con nuestra área metropolitana, con todos los municipios de nuestro entorno, y con el resto de ciudades y provincias andaluzas seremos mucho más. No es tiempo de localismos ni de confrontaciones inútiles, es tiempo de colaborar todos juntos para salir adelante. Y Sevilla va a ser quien lo lidere. Quiero que todos los andaluces vean en Sevilla un referente, un motor, y su principal aliado. Ese es nuestro papel como capital. Fíjese usted en cuántas posibilidades de colaboración se abren entre el PTC Cartuja y el PTA de Málaga dentro del que hemos llamado Eje Sevilla-Málaga y que no es excluyente, al contrario, está abierto a otras ciudades. Fíjese qué capacidad tendríamos juntas para optar a fondos europeos y, por cierto, no se me olvida que en Cartuja tiene su sede el IPTS, Instituto de Prospectivas Tecnológicas, que forma parte de la Comisión Europea y realiza dictámenes para toda Europa. Y en Cartuja, asimismo, tiene su sede Andalucía Tech, el referente tecnológico de la Universidad en Andalucía y también del Eje Sevilla-Málaga.

Junto con Cartuja, la ciudad cuenta con otros espacios innovadores y de generación de actividad económica como Aerópolis, el Aeropuerto y el Puerto de Sevilla. ¿Cómo habría que armonizar y conjugar las potencialidades de cada una de estas zonas en el beneficio global de Sevilla y sus ciudadanos?

El Puerto de Sevilla y el Parque Científico y Tecnológico Cartuja deben ser los motores de la ciudad de Sevilla, con el río como gran escenario de desarrollo y gran oportunidad que tenemos que conservar adecuadamente y saber aprovechar. Con el aeropuerto, los contactos entre el Ayuntamiento de Sevilla y el Consorcio Turismo de Sevilla con sus autoridades y con las aerolíneas son permanentes para sumar rutas aéreas no sólo para turistas sino para conectar focos empresariales como, de hecho, son los polos aeronáuticos de Alemania y de Francia vinculados a los programas A400M, A380, A350 o C295. La aeronáutica, con Aerópolis y los centros de Airbus en Tablada y San Pablo, es fundamental en nuestra apuesta por la Sevilla Metropolitana. ¿Cómo conjugar potencialidades? Trabajando todos juntos en la reactivación económica de la ciudad, en consenso. Este gobierno local escuchará y propondrá.

No obstante, el Tribunal Supremo ha anulado el dragado del río Guadalquivir por los riesgos que representaría para Doñana. ¿Supone esta decisión constreñir, cercenar en parte el futuro del Puerto de Sevilla y, por tanto, de la actividad económica de la propia ciudad?

Con independencia de sentencias y recursos judiciales en un proceso aún con muchos frentes abiertos, tanto judiciales como administrativos, la postura de este alcalde es la misma de siempre. El dragado sólo debería acometerse siempre y cuando se tomen todas las medidas medioambientales recogidas en el propio proyecto. Reitero: sin las suficientes garantías medioambientales, no puede haber dragado. Mientras antes decidan las administraciones competentes, mejor. Y mientras tanto, nosotros no perderemos el tiempo, sino que seguiremos trabajando con el Puerto de Sevilla para generar mayor actividad de tráfico industrial y turístico.

Los datos hablan de una afluencia turística a la ciudad muy positiva y en tendencia alcista, y de una evolución creciente del sector servicios. ¿Qué papel han de jugar sectores maduros o «tradicionales» en la balanza económica de la ciudad y su entorno?

Cuando hablamos de una economía innovadora, no pensamos sólo en la empresa que nos diseña un chip, sino en la aplicación se ese chip para una empresa de aviones, una de arroz o un hotel. Cabe muchísima innovación aún en los sectores tradicionales o, si prefiere, innovar para los sectores tradicionales. Sin ir más lejos, un referente dentro de Cartuja: la Corporación Tecnológica de Andalucía, que tiene su sede en el PTA y es un ejemplo de colaboración público-privada y de buen funcionamiento de este tipo de partenariado. Es una I+D+I aplicada a la ingeniería o a las telecomunicaciones, aunque también a la agroindustria o al turismo.

¿Qué iniciativas de carácter fiscal pondría en marcha con el objetivo de atraer nuevas inversiones a la ciudad?

Progresividad fiscal y apoyo a la economía y al empleo. De cara al año 2016, las ordenanzas fiscales recogerán la congelación del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) para la inmensa mayoría (un 90 por ciento) de los edificios no residenciales afectos a grandes empresas, grandes industrias y grandes comercios, al tiempo que crearemos una especie de crédito fiscal para empresas que amplían su plantilla media el año que viene. Son dos de las iniciativas que plantearemos en las ordenanzas fiscales, siempre escuchando a los agentes económicos y sociales y al resto de las formaciones políticas. Debemos trabajar codo con codo con los autónomos, los pequeños comerciantes, la economía social y las empresas de nuestro tejido productivo. Tenemos dos escenarios privilegiados para el desarrollo económico de la ciudad a los que debemos dedicar buena parte de nuestros esfuerzos, y Cartuja es uno de ellos. Y, como he comentado anteriormente, la habilitación de espacios para hacer menos gravoso el comienzo de actividad para los emprendedores es, sin duda, la mejor política que podemos hacer para incentivar el espíritu emprendedor entre nuestros jóvenes.

En su opinión, ¿qué estrategias hay que desarrollar para fortalecer la conexión entre conocimiento y empresa, entre innovación, investigación y tejido productivo?

Más que una opinión general, me quedo en Cartuja para un ejemplo concreto. En el PCT se ubica la Escuela Superior de Ingenieros de la Universidad de Sevilla. Los sevillanos deben saber que cuentan en su ciudad con uno de los centros de ingenierías de enorme prestigio, y nos lo dicen nuestros propios empresarios, que confían en sus diversos equipos de investigación, como también lo hace la CTA. Y precisamente en esos espejos creo hay que mirarse porque aúnan universidad, empresa, investigación, innovación, colaboración público-privada y aplicación de la I+D+I para proyectos concretos.

En este sentido, ¿cómo ha de articularse la colaboración público-privada para abordar nuevos proyectos?

Estrechando la colaboración entre empresas y universidades. Se está haciendo, sí. Pues más aún, sin olvidar tampoco la conveniencia de una mayor colaboración no sólo entre las tecnópolis andaluzas sino entre las propias empresas en ellas ubicadas. Un ejemplo: Sevilla y Málaga se han ofrecido ya a Andalucía Tech para ser laboratorios de ensayos para proyectos innovadores y el Ayuntamiento de Sevilla y sus empresas municipales tiene abiertas varias líneas de desarrollo de la smart city con diversas compañías del mundo de las telecomunicaciones y la energía.

En sus intervenciones y en su programa habla de la «Gran Sevilla» como la conurbación de referencia en el Sur de Europa. ¿Qué acciones concretas llevaría a cabo para potenciar este valor no sólo como imagen de marca, sino como realidad social y económica?

Ese proyecto ya ha comenzado a andar tras una primera reunión de este alcalde con gran parte de los alcaldes del resto del área metropolitana que conformará la Gran Sevilla. El objetivo es acordar un proyecto de reactivación económica y de empleo para sus 1,5 millones de habitantes y que liderará la capital hispalense. Se trata de priorizar sectores de la economía productiva con un gran potencial en la actualidad, como la comunicación, la tecnología, la innovación o la aeronáutica. Serán 22 municipios. El tamaño aquí cuenta y las economías de escala son fundamentales sobre todo para proyectos industriales de calado y para buscar financiación europea. A lo largo de los próximos meses iremos concretando, porque éste debe ser un proyecto de todos y consensuado por todos.

 

 


Noticias relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer más

Política de privacidad