Inicio Carrusel Jorge Jiménez, delegado de REE en Andalucía y Extremadura: «Andalucía es decisiva para el cambio de model»

Jorge Jiménez, delegado de REE en Andalucía y Extremadura: «Andalucía es decisiva para el cambio de model»

  • El operador del sistema eléctrico español ampliará la capacidad de las redes actuales para dar cabida a más renovables. 

Este ingeniero industrial sevillano se puso al frente de Red Eléctrica en Andalucía y Extremadura el pasado mes de septiembre, tras dirigir previamente la Agencia de la Energía de la Junta. Cree que la región vive un momento decisivo para impulsar la transición energética «y deben coordinarse todos los esfuerzos para no perder esta oportunidad».

En Andalucía hay 1.000 proyectos en marcha que suman 25.000 MW con derecho de conexión y acceso a red. ¿Se podrán construir todos?

La cuestión no es si se construirán todos, sino en qué margen de tiempo se podrán realizar. El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima marca objetivos muy ambiciosos para 2030. Es una fecha que está muy cercana si tenemos en cuenta la enorme complejidad que conlleva el desarrollo nuevas redes de distribución. Tendremos que analizar año a año qué capacidad nueva entra en la red, ya que esos proyectos equivalen a 25 centrales nucleares. La integración de toda esa nueva capacidad de generación es un desafío enorme, no solo por la construcción de nuevas líneas y subestaciones, sino por la propia operación y gestión de la red. Andalucía será un actor muy relevante en toda España en el proceso de transición energética, será uno de los territorios que incorpore más renovables por el enorme potencial que tiene.

El PNIEC marca un objetivo para 2030 de 50.000 MW de nueva generación renovable para toda España. Si Andalucía desarrolla 25.000 MW, aportaría el 50% del total. ¿Es una cifra alcanzable?

La enorme cantidad de proyectos que hay en liza indican que el peso de Andalucía en el conjunto de España será muy grande; pero otras en Comunidades Autónomas también hay proyectos muy relevantes en número y tamaño. ¿Qué quiere decir esto? Pues que Andalucía tendrá que trabajar intensamente para atraer esa inversión y desarrollar todo ese potencial, porque no es la única. En España hay proyectos que suman 130.000 MW con acceso y conexión a red, es mucha potencia, y a corto plazo se materializarán aquellos en los que las condiciones les permitan un desarrollo más rápido.

Los colectivos ecologistas ya advierten de que todos estos proyectos ocupan una superficie relevante de terreno que afecta a la biodiversidad. ¿Influirán esas críticas en la evolución de los parques?

Hay que tener un cuidado exquisito con la biodiversidad y evitar que el desarrollo del nuevo modelo energético se vuelva en contra de la protección del medio ambiente. Pero no debemos olvidar la gran cuestión: toda la evolución del sector está relacionada con la búsqueda de soluciones contra el cambio climático, que es una amenaza real y el desafío más acuciante a escala mundial junto a la mitigación del Covid. ¿Qué consecuencias tendría en el medio ambiente no desarrollar estas iniciativas? Necesitamos un análisis más amplio: si cerramos las plantas de carbón, minimizamos la nuclear y reducimos el consumo de combustible fósiles… ¿Con qué reemplazamos esta energía? La fotovoltaica y la eólica son el camino para la descarbonización de la economía.

¿Qué objetivos tiene REE para integrar toda esa potencia renovable?

En primer lugar necesitamos optimizar la red existente, ya que sin necesidad de construir nuevas infraestructuras podemos repotenciar la red para ampliar la capacidad de integración de las renovables de forma muy notable. Dado que existe urgencia para cumplir los plazos, este debe ser el primer paso pues la construcción de las nuevas redes y subestaciones es compleja y los plazos se dilatan por motivos muy diversos. Dicho esto, hacen falta nuevas infraestructuras, como el eje Baza-Caparacena-Ribina, que es crítico para el desarrollo de toda esas comarcas. En la planificación en vigor hay proyectos de inversión de 200 millones de euros en Andalucía para elevar la evacuación de renovables localizados especialmente en Granada, Almería, Cádiz y Sevilla, que permitirán la generación de 12.000 MW.

Los polos en los que hay empresas electrointensivas han planteado la posibilidad de hacer redes cerradas que suministren a estos enclaves. ¿Es una vía para introducir más renovables?

Depende de la capacidad de almacenar energía. Para estas compañías lo más importante es la garantía de suministro las 24 horas y los siete días de la semana. Un sistema cerrado con renovables requiere que haya fórmulas para almacenar la energía y también requiere desarrollar nuevos vectores, como el hidrógeno.

¿El punto débil de las renovables es que la tecnología de almacenamiento se desarrolla de manera más lenta de los previsto?

El desafío tecnológico es el almacenamiento a gran escala. Ahora estamos inmersos en el cambio de modelo energético de un país entero, con una demanda muy alta, y con la integración masiva de renovables. Con una red de pequeños almacenamientos será complicado dar una respuesta sólida a esa demanda, así que se requerirán soluciones de gran capacidad cuyo desarrollo va todavía despacio, salvo en el caso del bombeo hidráulico.

Se habla de fotovoltaica y eólica, ¿la biomasa juega el papel que se merece?

La biomasa no permite desarrollos de generación a gran escala, sino plantas con potencias medianas de entre 15 y 25 MW, pero además de aportar energía limpia son el complemento perfecto para garantizar soluciones de economía circular en actividades tan relevantes en Andalucía como el olivar. Son plantas que generan mucho empleo en zonas rurales, arraigando así a la población. En el nuevo modelo energético deben tener un hueco con un sistema de subastas que garantice un precio estable a largo plazo.

El PNIEC marca objetivos ambiciosos para la termosolar. ¿Renacerá esta tecnología?

Es una tecnología en la que Andalucía ha sido pionera en todo el mundo. No tiene sentido que se plantee como competencia con la fotovoltaica, porque en precio no puede superarla, pero dado que la termosolar tiene capacidad de almacenaje, puede tener un hueco si en las subastas se garantiza un precio razonable.

¿Qué incidencia pueden tener los fondos europeos para acelerar inversiones en renovables?

Con fondos europeos o sin ellos, la salida de la crisis pasa por la transformación del modelo energético, donde está constatado el enorme interés de inversores y empresas de todo el mundo. A partir de ahí, la incidencia de los fondos europeos debería ser grande, no solo en el ámbito de la generación renovable, si no también en la relación de las energías limpias con la industria.

¿El autoconsumo renovable a gran escala en la industria jugará un papel relevante?

El futuro va por ahí, y esto refuerza una idea: la transición energética se basa en un modelo distinto de demanda y de oferta, es una revolución para el sistema y para la gestión del mismo. No solo estamos electrificando la demanda, sino que la demanda y la generación está muy distribuida. Esa mayor electrificación es muy intensiva en red. El objetivo final es que el 74% de la energía proceda de fuentes renovables y eso requiere un gran despliegue de red, infraestructuras y tecnología.

 

Fuente: ABC de Sevilla (https://sevilla.abc.es/economia/sevi-jorge-jimenez-andalucia-decisiva-para-cambio-modelo-202104010836_noticia.html)

 

Noticias relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer más

Política de privacidad