Inicio Carrusel Jesús Maza, director de Desarrollo de Dopp Consultores: «Las empresas del PCT Cartuja son esenciales para lograr una mayor digitalización del tejido productivo sevillano y andaluz»

Jesús Maza, director de Desarrollo de Dopp Consultores: «Las empresas del PCT Cartuja son esenciales para lograr una mayor digitalización del tejido productivo sevillano y andaluz»

Economista, responsable de Desarrollo de Dopp Consultores, consejero de Sanguino Abogados, Jesús Maza, es gran conocedor del funcionamiento del sector público y privado. Una voz autorizada para diseccionar lo que está ocurriendo y lo que puede estar por venir. Hablamos con él de empresa, de emprendimiento, de digitalización, de consumo, de presente y de futuro. Un presente y un futuro para la economía sevillana y andaluza en el que otorga un protagonismo destacado al Parque Científico y Tecnológico Cartuja.

La crisis sanitaria ha derivado en una severísima crisis económica como confirman los datos de caída de PIB en el primer semestre. ¿Hasta dónde puede llegar la recesión?

La situación es muy compleja. Una caída de dos dígitos es un retroceso severo que acaba afectando a dos variables importantes en España, el empleo y las pensiones. La cuestión no está en acertar el porcentaje exacto de caída del PIB, sino en qué va a ocurrir el día después, en el escenario posterior. En cómo y de qué forma podemos salir de una crisis cada vez mayor, de modo que los daños, que van a ser muchos y profundos, no se alarguen en el tiempo de forma crónica. Un escenario que también dependerá de la mayor o menor extensión de los rebrotes y de su control.

De cara a ese escenario posterior, de cómo va a ser el futuro tras la pandemia, ¿seremos de los más perjudicados, como apuntan casi todos los organismos?

Según se quiera ver el vaso medio lleno o medio vacío. Ahora es cuestión de saber aprovechar las oportunidades, es el momento de que las empresas estudien bien y sepan cómo se van a comportar los clientes. Las empresas tienen que enfocar toda su estrategia en el cliente. Y para ello tienen que adaptar sus procesos internos a este objetivo, una reestructuración de procesos en la que el teletrabajo tendrá en adelante un peso muy importante.

¿Cuál puede ser el papel del PCT Cartuja en un momento como éste?

Sin duda un papel muy destacado y preponderante. El perfil tecnológico de las empresas instaladas en el Parque las convierte en protagonistas para ayudar al rebote de empresas de otros sectores económicos. El PCT Cartuja es esencial para contribuir a una mayor digitalización del tejido productivo, a la mejora de los procesos internos de las empresas, que ya he señalado, y, por tanto, a una reducción de costes en las organizaciones. Hay que tener en cuenta que el marketing digital y el ecommerce, por citar solo dos, serán actividades con un crecimiento cada vez mayor.

«Las empresas tienen que enfocar toda su estrategia en el cliente y trabajar por proyectos»

¿Se va producir, como apuntan expertos y gurús, cambios drásticos de comportamiento de usuarios y clientes, o no será para tanto?

Estoy convencido, y es algo que ya estamos viendo, que van a aparecer nuevas formas de relacionarse, nuevas formas de entender el ocio. Las empresas y emprendedores tienen que ser capaces de inventar aquellos productos y servicios que satisfagan estas nuevas demandas. Aquellos que lo consigan serán los que tengan éxito. Las crisis son momentos de oportunidad para pensar e inventar el futuro, cómo va ser el mañana. Y una parte muy significativa de cómo será ese futuro dependerá de cómo lo imaginemos y cómo sepamos interpretarlo. Éste también es un campo de oportunidad que las empresas deben aprovechar.

Esta compleja situación, este escenario absolutamente inesperado y de máxima incertidumbre, ¿hasta dónde puede afectar al mercado laboral y su transformación abrupta?

Ya he mencionado la afectación al empleo de la crisis. Debemos intentar darle la vuelta y verlo como un nuevo escenario para el emprendimiento. Las personas deben plantearse fórmulas de autoempleo. Deben prepararse y cualificarse para hacer nuevas cosas, para afrontar nuevas situaciones. Por supuesto que los avances tecnológicos de las últimas décadas, acelerados por la propia pandemia, modificarán el mercado de trabajo. Ya se está produciendo dicha modificación. Un aspecto que a mi juicio será clave para la empleabilidad de las personas y la viabilidad de las empresas será trabajar por proyectos. Es una forma de ganar en productividad y de construir unas relaciones laborales y sociales dinámicas, más adaptadas y en consonancia con los cambios que se están produciendo.

¿Cómo valora el comportamiento de la Unión Europa en la crisis?

En primera instancia, la reacción de la Unión Europea no fue todo lo ágil y rápida que hubiera sido deseable, pero finalmente se tomaron las medidas de apoyo financiero, empresarial y laboral que había que tomar. Se ha buscado regar de liquidez a empresas y familias a través de las entidades financieras. En el caso de España, en los últimos meses, la actuación del Gobierno no ha ayudado a mitigar la incertidumbre, más bien al contrario. Aunque los momentos han sido y son difíciles, ha faltado transparencia en las medidas que se han ido tomando y, sobre todo, un calendario temporal real de cuándo esas medidas entraban en vigor y surtían efecto. Que los gobiernos legislen, para que después las medidas se retrasen o no se lleven a efecto, sirve de bien poco. La agilidad de lo público es fundamental.

«Las personas deben plantearse fórmulas de autoempleo, deben prepararse y cualificarse para hacer cosas nuevas»

Todo esto, evidentemente, tendrá consecuencias en forma de medidas fiscales y laborales.

Hay que ser muy conscientes de que todas las medidas de cobertura pública van a disparar el déficit y la deuda. La misión del Gobierno es generar confianza y no poner en marcha políticas económicas poco racionales. Este va a ser un año trágico, con sectores como el turismo y servicios muy afectados. Se va a producir una gran asimetría entre aquellos sectores que puedan capear la situación de aquellos otros que estén más afectados. Las nuevas ayudas de la Unión Europea serán bienvenidas, y, sobre todo, las exigencias de ortodoxia y cumplimiento de criterios económicos lógicos. En estos momentos, es lo mejor que le puede pasar a España.

Economistas y expertos vuelven a poner el foco en la reindustrialización como vía para fortalecer nuestro modelo económico. ¿Confía en ello, estamos en disposición de afrontar un proceso así?

Éste es un viejo anhelo, una vieja aspiración. Pero la reindustrialización conlleva muchos procesos y muy complejos. No es algo precisamente sencillo. Creo que la pregunta correcta es: ¿cómo es la economía ahora? En gran medida, la economía dependerá de cómo sea cada sociedad. ¿Debemos contar con más pymes manufactureras? Claro que sí. Ahora bien: ¿la pandemia va a acabar con las ganas de hacer turismo y viajar, de disfrutar del ocio? ¿De disponer de buenas materias primas agroalimentarias? Con toda seguridad, no. Por lo tanto, debemos ser muy conscientes de aquellos sectores en los que somos potencia y número uno, e identificar nuevas posibilidades y oportunidades. Será la vía más para dejar atrás la crisis.

 

Noticias relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer más

Política de privacidad