Inicio Carrusel Isla Mágica reabrirá en julio con mascarillas hasta para montarse en las atracciones

Isla Mágica reabrirá en julio con mascarillas hasta para montarse en las atracciones

  • Habrá medio aforo y un tercio en las zona cerrada: el retraso en la reapertura ha provocado pérdidas del 40 por ciento de facturación.

Isla Mágica ya se está en la fase final de su vuelta a la normalidad y se prepara para reabrir en un mes. Si no hay cambios ni ningún impedimento sanitario, reabrirá sus puertas a primeros de julio, según confirmó el director del parque, Guillermo Cruz, que, aunque prefiere mantener la cautela, ya baraja incluso una fecha aproximada. Podría ser el sábado 4 de julio, lo que supondría dos meses y medio después de la fecha oficial que estaba prevista, el pasado 19 de abril, y que tuvo que aplazarse por la llegada del coronavirus.

La idea es que, siguiendo lo publicado por el BOE del pasado día 30 de mayo para este tipo de espacios, se permita la reapertura al publico limitando el  aforo total al cincuenta por ciento y un tercio en las atracciones y lugares cerrados. Será, por tanto, una apertura «más controlada» y guardando todas las distancias de seguridad. Significa que aplicando el aforo legal, en cualquier caso, no impedirá al parque funcionar con normalidad ya que tiene capacidad para 20.000 personas y la mitad de ese aforo, 10.000, no es una cifra que suela alcanzarse más que en contadas ocasiones. De hecho, calculan que en la nueva etapa podrían entrar a diario entre 4.000 y 5.000 visitantes.

Ahora, cálculos aparte, lo importante para el director del parque es que se garantice el distanciamiento social y las medidas de seguridad en la nueva temporada. ¿Y qué harán para ello? Poner señalizaciones en el suelo, información, cartelerías  y otras medidas que eviten cualquier posible riesgo de contagio e imponer el uso de mascarillas.

Una fila vacía

De hecho, los usuarios del parque tendrán que ir con esas mascarillas, según confirma Cruz. Incluso para montarse a las atracciones. «Será obligatorio usarlas», dice Cruz, insistiendo en que, independientemente de que el estado de alarma se haya levantado ya cuando se produzca la apertura, se trata de una medida preventiva. «En las atracciones mucha gente grita. Por eso, lo suyo es que lleven la mascarilla puesta ya que es un foco de posibles contagios», aclara.

Y habrá dispensadores de gel hidroalcohólico para lavarse las manos de forma obligatoria antes de subirse a cualquier atracción y volver a hacerlo de forma voluntaria al bajarse de cada instalación. En el caso de grupos familiares o convivientes podrán montarse juntos. Si no es así, en las atracciones se dejará una fila vacía en cada viaje. Por ejemplo, en Iguatzu, la canoa que desciende por una catarata, se dejará una fila vacía cuando los que se monteen no sean miembros de la misma familia.

Los visitantes tendrán que estar a dos metros, lo que implicará que habrá que modificar las colas con espacios entre los que esperan su turno para montarse en las atracciones. Para ello se plantean distanciar más las filas.

También habrá pantallas faciales y se reforzará la limpieza en toda la instalación. Tal y como ha establecido el Gobierno para estos parques, se realizarán dos desinfecciones al día.

Aunque todas estas modificaciones no se han hecho aún, el director del parque asegura que durante este tiempo se ha estado trabajando en el plan de desescalada y que son adaptaciones «fáciles» de hacer ya que se trata de señalizaciones y cartelería, algo sencillo y rápido. Unas medidas que, en cualquier caso, podrían relajarse más adelante en función de cómo evolucionen los datos de la epidemia una vez abierto el parque.

No han empezado aún pero ya hay algunos cálculos de lo que ha supuesto el Covid-19 en el parque temático de la Cartuja. Se ha perdido un 40 por ciento de la facturación del año, ya que los meses que no se ha podido reabrir son de época fuerte, sobre todo, por las visitas de excursiones y colegios que tienen lugar durante estas semanas. Los trabajadores, aproximadamente unos 300, están todos en un ERTE pero se espera que vayan volviendo a sus puestos de trabajo poco a poco.

A la espera del turista portugués

La reapertura llegará en una época en la que el público suele proceder de fuera de la ciudad, sobre todo turistas, por lo que la incertidumbre es otro factor añadido a las pérdidas. «Es muy importante que se permita cuanto antes la movilidad», admite Guillermo Cruz. Sobre todo, porque el turismo portugués que supone el 20 por ciento del total de visitantes de la temporada. Por eso están a la espera de que los turistas del país vecino puedan volver. Pese a la situación Isla Mágica abrirá sus puertas con una nueva atracción denominada «Watermania». una instalación familiar con vehículos giratorios y cañones que disparan agua.

El parque anunciará la apertura en breve a través de las redes sociales. Su director es optimista después de dos meses y medio preparándose para la vuelta. El objetivo es que se reincorpore la plantilla y recuperarse tras los «tremendos» perjuicios. «Lo malo no es sólo lo que se ha perdido, sino que la temporada será  anormal y con menos afluencia» dice.

 

Fuente: ABC de Sevilla (https://sevilla.abc.es/sevilla/sevi-isla-magica-reabrira-julio-mascarillas-hasta-para-montarse-atracciones-202006020723_noticia.html)

Noticias relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer más

Política de privacidad