Inicio Carrusel Iberdrola, empuje del PIB verde durante la cuarentena

Iberdrola, empuje del PIB verde durante la cuarentena

  • La eléctrica pone en marcha dos plantas renovables, una fotovoltaica y otra eólica, en Badajoz y Navarra.

Iberdrola lo tiene claro: la recuperación económica pos-Covid tiene que ser verde, invirtiendo en energías renovables y acelerando la transición ecológica, ha repetido públicamente como un mantra su presidente, Ignacio Sánchez ­Galán. Por eso, la compañía eléctrica, además de garantizar el suministro a sus 100 millones de clientes en el mundo (más de 10 en España) durante el estado de alarma al ser un servicio esencial, continuó, en plena pandemia, con el desarrollo de sus proyectos de tecnologías limpias.

En concreto, puso en marcha su planta fotovoltaica Núñez de Balboa (en Usagre, Badajoz), con una capacidad instalada de 500 megavatios, “la más grande de Europa”, por un valor de 300 millones de euros, y el complejo eólico de Cavar, en Navarra, de 111 megavatios, tras una inversión de 100 millones. En total, desde 2019 ha invertido 10.000 millones y ha creado 5.000 empleos.

“El mundo se enfrenta al complejo desafío de controlar la emergencia sanitaria mientras impulsa medidas urgentes de estímulo y recuperación. Iberdrola cree que la electrificación en base a tecnologías verdes y redes inteligentes está llamada a convertirse en uno de los motores de la reactivación y el empleo”, comentan. La eléctrica logró hasta marzo un beneficio de 968 millones, un 5,3% más.

La electrificación limpia y las redes inteligentes, decisivas para la reactivación, según la compañía

Además, para combatir la crisis sanitaria puso en marcha más de 150 iniciativas para salvaguardar a sus trabajadores (teletrabajo y equipos de protección individual incluidos) y asegurar el mantenimiento, supervisión y suministro de las redes y los servicios energéticos, con especial incidencia en infraestructuras básicas y colectivos vulnerables. Entre ellas, el refuerzo del servi­cio a 350 hospitales y centros de salud público-privados y la ampliación de potencia a instalaciones médicas provisionales o medicalizadas por el Covid.

Es de destacar el adelanto de pedidos a más de 10.000 proveedores por un valor de casi 4.000 millones (940 millones a empresas españolas), el 75% de ellos en el pico de la epidemia (marzo), y plazos de pago de las facturas de luz, gas y otros servicios energéticos de hasta 12 meses.

 

Fuente: Cinco Días (https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/07/17/extras/1595016555_140073.html)

Noticias relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer más

Política de privacidad