Inicio Entrevista a: Jaime Domínguez Abascal, Director de la ETSI: “Es necesario que las empresas apuesten por la I+D+i como inversión a medio y largo plazo”

Jaime Domínguez Abascal, Director de la ETSI: “Es necesario que las empresas apuesten por la I+D+i como inversión a medio y largo plazo”

por Javier Flores

Los países y sociedades más avanzados son aquellos que apuestan claramente por la conexión entre conocimiento y tejido productivo. Según su experiencia tanto en el sector privado como público, ¿cuáles deben ser, a su juicio, las claves para propiciar una verdadera transferencia entre investigación y su posterior aplicación real en el tejido productivo?

En la transferencia de tecnología es fundamental la implicación de los dos actores del proceso: los investigadores y el tejido productivo, que deben estar en estrecha relación. Es necesario que los investigadores conozcan las necesidades de I+D+i del tejido productivo y que la investigación que se realice, especialmente en ingeniería, sea no solo de calidad, sino también trascendental, con posibilidades de generar conocimiento en temas de interés para la sociedad y por tanto transferibles. Además, es necesario que en las empresas se apueste fuertemente por la I+D+i como inversión a medio y largo plazo, y que  se establezcan auténticos cauces de colaboración.

¿Considera que se está dando esta conexión en Andalucía y España? ¿Cómo podría incrementarse o mejorar?

En Andalucía y en España ha comenzado a darse esta conexión, pero queda mucho por hacer. Los investigadores han comenzado a interesarse más por los problemas reales del tejido productivo y las grandes empresas han aumentado su interés por la investigación. Sin embargo, es necesario un mayor esfuerzo en este sentido. Debe aumentar la confianza mutua entre los agentes, establecerse programas de colaboración eficientes y la Administración debe aumentar el número y volumen de los incentivos para ello.

Andalucía se está posicionando como referencia en distintos sectores como el aeronáutico, biotecnológico o de energías renovables. ¿Tienen capacidad estos sectores para generar empleo intensivo, para ser sectores tractores en la economía regional?

Realmente estos sectores tienen capacidad de generar empleo de calidad intensivo y, de hecho, están generando empleo en gran medida en nuestra comunidad autónoma. Tanto en el sector aeronáutico como en el de las energías renovables hay algunas grandes empresas que están haciendo de tractoras, dando origen a otras empresas de menor tamaño con buena capacidad productiva, que comienzan a crecer. En el caso del sector biotecnológico, este está aún bastante atomizado y sería importante la existencia de empresas con masa crítica suficiente para acometer proyectos de mayor envergadura. En cualquier caso, estos tres sectores deben tener un gran protagonismo en el desarrollo industrial andaluz.

¿Sería necesario para ello la creación de un mayor número de empresas «multinacionales» en la comunidad autónoma?

Sería necesaria la creación de un mayor número de grandes empresas en la comunidad, empresas que, dadas las características de la economía actual, serán o se convertirán obligatoriamente en multinacionales.

La Universidad desarrolla un extraordinario número de investigaciones y colaboraciones, ¿pero cuáles son sus líneas estratégicas teniendo en cuenta los retos de la nueva situación económica y social de nuestro tiempo, de los desafíos que ha traído consigo la compleja crisis de los últimos años?

La Escuela Técnica Superior de Ingeniería cuenta con un número importante de investigadores con capacidad para realizar investigación de alto nivel, ya sea independientemente o en colaboración con el entorno productivo. En general, la Escuela, la Universidad y las instituciones regionales y nacionales están potenciando la colaboración con el tejido industrial del entorno, para contribuir a la mejora de la competitividad y permitirles competir en mercados más amplios, ya sean nacionales o internacionales.

En España, además de los cambios que ha supuesto Bolonia, se producen con demasiada frecuencia cambios en el modelo educativo. De hecho, prácticamente a cada cambio de Gobierno. ¿Cómo afecta esta circunstancia a la calidad del modelo productivo, a nuestra capacidad competitiva como país?

Los cambios como tales, excepto en el primer año de aplicación, por los problemas iniciales de implantación, afectan poco a la calidad del producto resultante, que es la formación de los alumnos. Otra cosa es que los cambios aplicados en cada caso resulten en una mejora o empeoramiento de la calidad de la formación. Lo que sí es cierto es que requieren una gran cantidad de energía consumida para su implantación, y frecuentemente el resultado es una formación peor que la del sistema anterior. En cualquier caso, los resultados de los cambios dependen no sólo de las directrices del Gobierno, sino también de la elaboración de los planes de estudio a partir de esas directrices, que es responsabilidad de las universidades.

En relación a su efecto sobre el modelo productivo y nuestra capacidad competitiva como país, podemos decir que todos los cambios en ingeniería se hacen con la intención de mejorar la capacidad competitiva como país, otra cosa es que el resultado sea el deseado o no. Con respecto al último cambio, aún es necesario que pasen algunos años, aunque sean pocos, para determinar el efecto que producen sobre la capacidad competitiva del país.

Hay especialistas y expertos que alertan del déficit general de estudiantes en las distintas ramas de la ingeniería y en distintas ramas de la ciencia que se está produciendo en la región. ¿Podría hipotecar esta situación su desarrollo futuro de la región? ¿Podrían perderse oportunidades difíciles de recuperar de avance y de construcción de un modelo productivo basado en el saber?

Este problema no es solo de nuestro país. Las academias de ingeniería de todo el mundo están actualmente planteándose cómo pueden incidir sobre esta tendencia que se ha detectado de forma generalizada en casi todos los países. En mi opinión el aumento de estudiantes de ingeniería y ciencias incidirá sobre el desarrollo de la región de una forma favorable. No obstante, tan importante o más que el número de estudiantes de estas disciplinas será la calidad de la formación recibida, la capacidad de los alumnos y las habilidades que sean capaces de desarrollar los estudiantes a partir de esa formación recibida.

Igualmente, hay un sector de expertos que considera que se está produciendo una diáspora de talento joven que se marcha a otros países. ¿Esta situación afectará negativamente o nos beneficiará como región y sociedad en el futuro?

En general, la marcha de los jóvenes egresados al exterior puede ser muy bueno si después regresan y aportan los nuevos conocimientos y la experiencia acumulada a nuestra sociedad. La interacción con ingenieros y sistemas productivos de otros países siempre es bueno. Lo que sí afectará negativamente es su marcha, si después no vuelven a transmitir y aplicar sus capacidades en nuestro entorno. Entonces habremos perdido talento joven, con las consecuencias que ello tiene para nuestro país, además del coste de su formación, en un entorno donde el conocimiento debe ser la base para el desarrollo.

La internacionalización ha pasado a ser un pilar estratégico para la actividad económica y social. ¿Pero no debe adquirir un nuevo sentido al albur de los avances tecnológicos y la capacidad de interconexión permanente ya disponibles?­

Dada la evolución actual de la sociedad, la internacionalización es inevitable y, por tanto debemos prepararnos y preparar a los futuros ingenieros para ello. La ingeniería y los avances tecnológicos no pueden circunscribirse a una zona reducida. Si son de calidad saldrán a competir al exterior, y si no lo son sucumbirán ante otras tecnologías más avanzadas.

 

Trayectoria Profesional de Jaime Domínguez Abascal

Profesor visitante en las Universidades de Stanford (1983) y Sheffield (1991), en el Southwest Research Institute (San Antonio, Texas) (1986-87) y en el Instituto Tecnológico de Massachussets (1996-98 y 2009). Ha impartido conferencias invitadas en la American Society of Materials en Texas (USA), University of Illinois en Chicago (USA), MIT (Cambridge, Mass, USA), Universidad de Zaragoza, Universidad de Valencia, Universidad de Cartilla La Mancha, Universidad de Cádiz, etc.

Ha sido subdirector de la Escuela Superior de Ingenieros de Sevilla y director de departamento de Ingeniería Mecánica y de Fabricación. Director de la Oficina de Gestión de la Investigación Científicay Técnica (OGICYT) (1989-92) y de la Oficina de Transferencia de la Investigación (OTRI) (1994-2000) de la Universidad de Sevilla. Coordinador del Área de Tecnología Mecánica y Textil de la Agencia Nacional de Evaluación y Prospectiva (ANEP) (1992-95). Impulsó la creación del Centro Andaluz de Metrología (CAM) que dirige desde 2001. Miembro del Consejo Académico y Administrativo y del Board of Governors del International Center for Mechanical Sciences (CISM) (Udine, Italia).

En 2001 fue nombrado Académico de Número de la Academia de Ingeniería de España. Miembro del Comité Editorial de las revistas científicas Inernational Journal of Fatigue, Journal of Strain Analysis for Engineering Design y Revista Iberoamericana de Ingeniería Mecánica. El profesor Domínguez Abascal fue Premio Andalucía de Investigación Antonio de Ulloa en 2010 y Medalla de Plata de la Sociedad Española de Integridad Estructural (Grupo Español de Fractura).

En su carrera investigadora ha trabajado principalmente en integridad estructural y dinámica de sistemas mecánicos, y en biomecánica. Los resultados de estos trabajos se recogen en aproximadamente 100 publicaciones internacionales. Es asimismo, autor de 2 patentes.

Como docente investigador ha dirigido 18 tesis doctorales. Investigador responsable de 28 proyectos con financiación pública de distintos ámbitos y como miembro del equipo de investigación ha participado otros 14 proyectos. Investigador responsable de más de 50 contratos de I+D con empresas y administraciones.

Noticias relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer más

Política de privacidad