Inicio Carrusel Ana Manzanares, presidenta de la Fundación Ayesa: «Sabemos que las asociaciones necesitan ahora nuestra ayuda más que nunca»

Ana Manzanares, presidenta de la Fundación Ayesa: «Sabemos que las asociaciones necesitan ahora nuestra ayuda más que nunca»

Hace más de diez años que el grupo empresarial Ayesa puso en marcha una fundación para ayudar a su entorno en cinco campos: la discapacidad, la educación, la tecnología, la investigación y la innovación. José Luis Manzanares, presidente y fundador de la compañía, quiso que fuera la única hija que no se había decidido por la ingeniería la que se pusiera al frente. Así fue como Ana Manzanares dejó de ser veterinaria para entrar de lleno en un mundo hasta entonces desconocido para ella, el de las fundaciones, del que se siente completamente enamorada.

—¿Cómo fueron esos primeros años?

—Al principio lo veía como una auténtica locura. Pero me tranquilizaba que estuviera de directivo Ricardo Galán, también ingeniero. Los dos hicimos un máster de fundaciones con AFA, dirigida por Juan Luis Muñoz Escassi, y me abrió muchísimo los ojos.

—La discapacidad es uno de las patas de la fundación, ¿cómo llega a este campo una entidad relacionada con la ingeniería y la tecnología?

—Comenzamos con un proyecto para ayudar a hijos con discapacidad de empleados de Ayesa. El programa continúa atendiendo a 22 niños.

—Acabáis de entregar los Premios Emprendis, que llega a su quinta edición, ¿en qué consiste?

—El objetivo es favorecer la incorporación de personas con discapacidad al mundo laboral. Son diez entidades beneficiadas cada edición para desarrollar un proyecto, que son cada vez más originales. Más de 380 personas ya están trabajando gracias a esto.

—Y en el aspecto de la discapacidad la ayuda continúa, ¿no?

—Sí, tenemos ayudas fijas como a Proyecto Hombre o Apascide, o unas becas para alumnos con discapacidad de la Universidad de Sevilla. U otros temas puntuales, como cuando patrocinamos el Club de Tenis de Mesa Híspalis. Fue muy emocionante verles ganar el campeonato de España con el logo de Ayesa.

— Háblame de la educación

—Cada año premiamos a los tres alumnos con mejores expedientes de ciclos formativos del Instituto de Enseñanza Secundaria Polígono Sur. Lo más llamativo quizás de este apartado de la fundación sea el Stem Academy. Cada viernes lectivo vienen niños de 9 a 13 años a participar en talleres tecnológicos como robótica o drones. También tenemos el Stem Day para chicos de bachillerato que quieren estudiar una carrera tecnológica. Con estas dos últimas acciones ya hemos llegado a 841 niños y adolescentes.

—Con la tecnología también ayudáis a entidades sociales, ¿no es así?

—Sí, somos casi líderes en España en este aspecto. Hacemos apps para entidades y fundaciones. Ahora estamos conversando con Alicia Koplowitz, cuya fundación nos ha llamado desde Madrid para ayudar a chicos con problemas de salud mental. Hacemos webs, aplicaciones para móviles, plataformas para donaciones, gestión de voluntarios, juegos para rehabilitación de personas con daño cerebral…

—¿Cuáles son las últimas que habéis desarrollado?

—El súper Solidario del Banco de Alimentos, por ejemplo. Y ahora estamos trabajando con una plataforma parecida para la Orden de Malta y con Bio Alverde de Cáritas. También le hicimos la web a la fundación TAS o Aspace Cáceres.

—¿En qué trabaja la fundación en el apartado de investigación e innovación?

—Estamos realizando proyectos de investigación con la comunidad económica europea, universidades y otras fundaciones. En cuanto a innovación desarrollamos los Premios Ayesa Innova, colaboramos en la Feria de la Ciencia, en Sevilla Futura y en Sevilla Capital Inteligente. Al margen, nos llegan proyectos interesantes que necesiten padrinos que lo monitoricen El pasado año nos pidieron apoyo unos chicos de un equipo de la Universidad de Sevilla en el que construyen motos eléctricas para competir a nivel europeo, Moto Student, e hicimos una aportación. Además, en la fundación gestionamos toda la formación de Ayesa. El año pasado hemos hecho 1551 cursos con 15,000 asistentes y 104,000 horas de formación.

Ana Manzanares en su despacho de la Fundación Ayesa

—¿Qué sensación tienes tras estos años al frente de la fundación?

—Siento que he cumplido con lo que necesitaba mi familia de mi. Y he conocido un mundo apasionante. Todo lo que hacemos me parece importante, pero contribuir a la ilusión de padres con hijos que tienen más dificultades que los nuestros y la autoestima que les inyectas a los chicos… la sensación es brutal. Es triste que ahora no podamos, pero recuerdo los abrazos de esos padres. Y también me quedo con la sinergia entre fundaciones. Cada vez que quedamos vemos tanto en lo que nos podemos ayudar.

Papel de Ayesa a raíz del Covid

En lugar de paralizar o disminuir su trabajo con la llegada de la pandemia, la fundación ha ampliado sus ayudas para contribuir a paliar las necesidades que traen a las familias las consecuencias económicas. La entidad ha donado 100.000 euros a Cáritas y 141 ordenadores de sobremesa a centros educativos y entidades sociales, ya que tuvieron que adquirir portátiles para el teletrabajo de los empleados de Ayesa. Además, van a donar 2500 euros a Cruz Roja, y 3500 al Banco de Alimentos de Sevilla, a quien también han aportado mamparas y alimentos.

«Al estar en contacto con todas la fundaciones a través de AFA conocemos sus inquietudes y necesidades», explica Manzanares, «al ver que esto iba a ser cada vez más crudo decidimos actuar». Por eso se han mantenido todas las actividades de la fundación, como los Premios Emprendis. Los únicos que se han paralizado han sido el Stem Academy y el Stem Day, inviables en estos momentos al movilizar a jóvenes.

 

Fuente: ABC de Sevilla (https://sevillasolidaria.sevilla.abc.es/entrevistas/sabemos-que-las-asociaciones-necesitan-la-ayuda-de-la-fundacion-ayesa-ahora-mas-que-nunca/)

Noticias relacionadas

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer más

Política de privacidad