Inicio Noticias Eliminar barreras a la discapacidad

Eliminar barreras a la discapacidad

Dar una imagen adecuada, papel crucial de los medios

  • El uso correcto de las palabras sigue siendo uno de los muchos retos pendientes

Los medios de comunicación tienen «un papel fundamental a la hora de dar naturaleza de normalidad a la discapacidad en la sociedad». Así lo aseguró la presidenta de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE), Elsa González, en la mesa redonda celebrada ayer en el marco de la semana de la Discapacidad que promueve ABC.

Esta responsabilidad social de los medios no sólo está relacionada con la imagen que transmiten de las personas con discapacidad, sino también con cómo las integra en las redacciones. Como ejemplo de «buen hacer», el que fuera director general de Servimedia, Julián Barriga, quien explicó que «la discriminación positiva es un instrumento de integración importante». Prueba de ese camino de éxito es Eva González, asesora de Comunicación del Congreso. La periodista inició su carrera en la agencia y en 2008 fue contratada en el Parlamento. «Soy partidaria de la discriminación positiva porque, si no, no estaría donde estoy». Su historia es la prueba de que «sin integración laboral no hay verdadera integración», añadió Barriga, cuyo proyecto fue elogiado por la presidenta de la FAPE, quien recordó «el gran cambio» que Servimedia abanderó para mejorar «el tratamiento mediático de la discapacidad». Un trabajo que aún hoy presenta muchos retos, entre ellos, el lenguaje que usan los medios para transmitir esta realidad.

Javier Hernández, nadador paraolímpico y periodista deportivo, lo vive desde las dos orillas. Después de una vida reflexionando sobre su propia experiencia con la discapacidad, Hernández ha llegado a la conclusión de que «lo principal es enfocar la vida en lo que tienes y no en lo que te falta» y por eso la discapacidad debe verse como «una característica y no como una condición». Y ahí el lenguaje puede ser ofensivo. «Siguen apareciendo palabras como lisiado, o expresiones como sufre la discapacidad como si fuera un martirio. Es importante recordar que la discapacidad no anula a la persona ni la define», indicó Juan Antonio Ledesma, presidente de la Comisión de Imagen Social de Medios del Cermi.

En la otra cara de la moneda se situó Emilio de Benito, periodista de «El País», que criticó el uso de eufemismos. «Parece que cuando no conseguimos cambiar la realidad, cambiamos los nombres de las cosas», indicó el redactor, quien invitó a ser «más prácticos».

Las empresas ven en la accesibilidad un mercado

  • La empatía social es tan importante como cumplir las leyes para fomentar la movilidad.

Las empresas están continuamente buscando nuevos nichos de mercado y el de la discapacidad es uno de ellos. La OMS calcula que en el mundo hay 1.000 millones de personas con alguna discapacidad y que en 2050 la población con más de 60 años, y por tanto más susceptible de sufrir alguna limitación, llegará a los 2.000 millones. Un público capaz de generar un mercado de 5,8 billones de euros, según un estudio de Telefónica.

«Invertir en accesibilidad es hacerlo en la calidad de productos y servicios, y eso impacta en la cuenta de resultados», explicó la directora de la Fundación Konecta, Graciela de la Morena, quien dijo además que hay personas con discapacidad creando empresas que atienden necesidades de este público no cubiertas, lo que supone crear empleo.

«Si tenemos que desarrollar productos y servicios para estas personas, es mejor que los creen ellas porque conocen las barreras», añadió el director «stakeholder engagement» de Telefó- nica, Eduardo Puig, que avanzó que la «teleco» trabaja en adaptar su plataforma de televisión, Movistar+, a la discapacidad audiovisual, y en «smartphones» para este público.

«Nuestro negocio requiere competir por los clientes, así que facilitar la accesibilidad es un plus significativo», asegura el presidente de la Federación de Salas de Fiesta y Discotecas (Fasyde), Juan Martínez Tercero. El director de obras de Banco Santander, Alfonso Raez, explicó que la renovación que está haciendo la entidad de todas sus sucursales incluye numerosos detalles en esa línea.

España, según los ponentes, supera a países europeos en accesibilidad, sobre todo en exterior (aceras, rampas) y transporte. Eso sí, queda trabajo por hacer en los interiores, como los baños de los hoteles y en cines y teatros.

La mesa concluyó que más allá de cumplir la ley de Accesibilidad, ciudadanos y empresas deben empatizar con esta realidad y reclamar ciudades más preparadas, ya que cualquier individuo puede tener en el futuro una discapacidad. Y puso deberes a la Administración en cuanto a armonizar normas autonó- micas sobre accesibilidad y dar ejemplo adaptando sus propios edificios.

 

Fuente: ABC

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que estás de acuerdo con esto, pero puedes optar por no participar si lo deseas. Aceptar Leer más

Política de privacidad