Empresas
12 de julio del 2018 - 14:01

La rentabilidad marca la estrategia de Galán en Iberdrola

Galán recibió de Felipe VI la Copa Stadium por el apoyo de Iberdrola al deporte.

Algunos directivos de las grandes empresas energéticas en España suelen ponerle nombres a sus planes estratégicos. Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, no. A Ignacio Galán, como prefiere que le llamen, le bastan los números. Galán (Salamanca, 1950), que llegó a Iberdrola en 2001 como consejero delegado, asumió la presidencia en 2006. En estos 17 años, las cifras le avalan. Cuando llegó al grupo, Iberdrola era la tercera energética española en Bolsa, con 11.000 millones de euros de valor, muy por detrás de Repsol (17.000 millones) y Endesa (16.000 millones). Hoy, vale 43.000 millones, frente a los 25.000 millones de Repsol, la segunda energética en estos momentos, los 23.000 millones de Gas Natural (rebautizada como Naturgy) o los 20.500 millones de Endesa.

Iberdrola es la segunda mayor eléctrica europea en Bolsa, tan solo por detrás de la italiana Enel, con la que mantiene una carrera por el liderazgo en el terreno internacional. La última puja entre las dos ha sido la lucha por hacerse con el control de la brasileña Eletropaulo, que finalmente se adjudicó Enel.

Para Galán, esta batalla ha sido un tropiezo, pero no una derrota. Es cierto que este directivo, formado en la Escuela Superior de Ingeniería (ICAI) de la Universidad Pontificia de Comillas y diplomado en Administración de Empresas y Comercio Exterior por ICADE, quiere crecer a lo grande. Pero quiere hacerlo con orden, siguiendo milimétricamente una de las hojas de ruta más exigentes del sector en términos de rentabilidad y eficiencia.

Su último plan estratégico, para los años 2018 a 2022, fue presentado el pasado mes de febrero. En él, Iberdrola se comprometía a reforzar las inversiones y la retribución al accionista, a pesar de un entorno macroeconómico extremadamente volátil. Galán prometió 32.000 millones de inversión hasta 2022, y el equivalente a 12.000 millones de euros de dividendo. Con todo, lo relevante es el exigente listón que ha impuesto en resultados.

Para 2022, dijo Galán, el grupo aspira a alcanzar un beneficio neto de entre 3.500 y 3.700 millones, con un resultado bruto operativo (ebitda) de entre 11.500 y 12.000 millones. Sólo así se podrá lograr alcanzar un dividendo anual de 0,4 euros brutos por acción al final del plan, un 25% más que en 2017.

Con un estilo de gestión único y exigente, Galán no da tregua. Apenas un mes después de presentar el plan estratégico, el directivo empezaba a fijar las primeras metas volantes de esa nueva carrera.

En la última junta de accionistas, en abril, el presidente de la eléctrica explicó que el grupo prevé que este año el beneficio neto se sitúe "cerca de los 3.000 millones de euros" y que el resultado bruto de explotación "crezca más de un 20%, hasta superar los 9.000 millones de euros". De confirmarse estos resultados, Iberdrola marcará un hito histórico.

Sucesión

El crecimiento del 20% en el ebitda será un récord anual. Y el listón de los 3.000 millones en el beneficio es el más alto alcanzado hasta ahora en su historia por Iberdrola, que con su propio éxito ha creado su propia trampa. Después de Galán, qué. ¿La nada? Consciente del desafío, el propio Galán ha empezado a manejar la idea de habilitar los instrumentos y el escenario para un plan de sucesión y transición ordenados a medio plazo, una vez culminado el actual plan estratégico. Hace unas semanas, Iberdrola recuperó la figura de vicepresidente no ejecutivo del consejo de administración, un puesto que desapareció en 2013. Es un gesto para ir introduciendo un sistema de contrapesos en Iberdrola.

Perfil

  • Ignacio Sánchez Galánnació en Salamanca en el año 1950.Está casado y es padre de cuatro hijos.
  • Es ingeniero industrial por la Escuela Superior de Ingeniería (ICAI) de la Universidad Pontificia Comillas (Madrid). Y Diplomado en Administración de Empresas por ICADE.
  • En 2001 llegó a Iberdrola como consejero delegado, tras haber sido primer ejecutivo de Airtel. En 2006 asumió la presidencia.
  • Entre los años 2014 y 2016 presidió el grupo de eléctricas del Foro Económico Mundial (Davos). Fue presidente del consorcio aeroespacial europeo Eurojet, en Alemania.

 

Fuente: Expansión (http://www.expansion.com/empresas/energia/2018/07/12/5b45f15a468aeb1d1d8b459f.html)

ACTIVIDAD CÍRCULO
 
Powered by