Empresas
10 de enero del 2018 - 19:31

CaixaBank emite 1.000 millones en bonos sénior a cinco años

Segunda emisión de CaixaBank en lo que va de año, lo que le convierte en la entidad más activa en lo que va de año. Tras estrenar el mercado de deuda de 2018 con una colocación de cédulas hipotecarias, el banco presidido por Jordi Gual se ha decantado ahora por los bonos sénior preferentes.

La entidad ha colocado 1.000 millones de euros en bonos a cinco años, una operación en la que ha logrado fijar el precio en los 48 puntos básicos sobre midswap, la referencia de las emisiones de renta fija denominadas en euros. El cupón, por lo tanto, se ha situado en el 0,75%.

"Esta emisión refuerza los activos líquidos de alta calidad de CaixaBank que, a 30 de septiembre, alcanzaban los 71.581 millones de euros, con un Liquidity Coverage Ratio (LCR) del 213%, muy por encima del mínimo requerido del 80%", señalan fuentes de la entidad.

Demanda

La demanda ha sido significativa, de 2.200 millones, lo que supone algo más de dos veces la cantidad finalmente adjudicada. Sin embargo, el volumen de órdenes percibidas este año en las diferentes emisiones es sensiblemente inferior al registrado en 2017, una situación que comenzó a quedar patente con tras la emisión del martes realizada por Santander.

Hasta el momento, en cualquier caso, todas las emisiones han conseguido rebajar los precios inicialmente barajados, por lo que la situación no inquieta a los colocadores. "Se trata de una simple normalización de una situación extraordinaria vivida el pasado ejercicio", señalan fuentes de una entidad extranjera.

Para llevar a buen término esta operación, CaixaBank ha contado con los servicios de Credit Suisse, Deutsche Bank, Société Générale y UBS, así como con su propio equipo de banca de inversión.

Fuentes financieras señalan que CaixaBank había detectado apetito para la emisión de este tipo de deuda y ha querido aprovecharlo en la ventana de liquidez que se ha abierto con la entrada del nuevo ejercicio. Según ha confirmado la propia entidad en un comunicado, los fondos se destinarán a cubrir los vencimientos que asume este año y que están cifrados en 4.986 millones de euros.

En lo que va de año, entre CaixaBank, Santander y Cellnex, se han emitido 4.375 millones de euros en distintos tipos de deuda.

Las autoridades europeas están valorando incluir la deuda sénior preferente dentro de los activos elegibles para el colchón anticrisis de la banca. De hecho, así lo refleja el último borrador de la regulación, aunque fuentes financieras sostienen que no es definitivo.

De ser así, la emisión de este tipo de bonos recuperaría el ritmo, pues se espera que la construcción del colchón anticrisis centre los esfuerzos de la banca este año. Los supervisores quieren que el sector financiero capte suficientes recursos como para, en caso de enfrentarse a un potencial shock crediticio, poder rescatarse a sí mismo sin recurrir a las arcas públicas.

 

Fuente: Expansión (http://www.expansion.com/empresas/banca/2018/01/10/5a56112722601d141d8b4587.html)

ACTIVIDAD CÍRCULO
 
Powered by