Actividad del Círculo
Por Javier Flores 21 de abril del 2017 - 11:42

Una singular visita a la joya del Monasterio de la Cartuja, cuando se cumple el 25 Aniversario de la Expo92

Este es un año muy especial, de conmemoración, de mirada al pasado, pero sobre todo al futuro, con motivo del 25 Aniversario de la celebración de la Exposición Universal del 92. Coincidiendo con una efeméride de esta trascendencia, empresarios y directivos del Círculo de Empresarios han visitado y conocido en profundidad el Monasterio de Santa María de las Cuevas, el gran emblema monumental y patrimonial de Cartuja.

Muchos de los miembros del CEC han mostrado su sorpresa por la historia y los tesoros arquitectónicos y artísticos que atesora esta joya, una de las más singulares por cuanto se encuentra en un entorno como el que alberga Cartuja. El que fuera el Pabellón Real durante la Muestra Universal, acoge en la actualidad al Centro Andaluz de Arte Contemporáneo (CAAC) y a la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA).

Aunque es uno de los enclaves con más historia de la ciudad, no ha sido hasta fecha reciente cuando ha vuelto a recuperar parte de su esplendor del pasado y a ser reconocido como uno de los iconos más universales de Sevilla.

Este monumento del Patrimonio Histórico de España y Bien de Interés Cultural, se convirtió en Monasterio en 1400 con las ampliaciones de la antigua ermita a cargo del entonces Arzobispo de la ciudad Gonzalo de Mena y Roelas y al noble Ruy González de Medina. Comenzó a partir de aquí un periodo histórico en el que el Monasterio adquiere un papel muy relevante con el mecenazgo de otro aristócrata de la época, el Adelantado Mayor Perafán de Ribera, y toda su familia.

En diferentes etapas se alojaron entre sus muros figuras históricas como el rey Felipe II, Arias Montano, Teresa de Jesús y, sobre todo, Cristóbal Colón a quien está indisolublemente unido. En el Monasterio pasaba Colón gran parte de sus estancias en la ciudad y en él reposaron sus restos hasta su posterior traslado a la Catedral de Sevilla. Hechos que, prácticamente 500 años después, fueron determinantes para elegir Cartuja como la sede de la Exposición Universal.

Desde el punto de vista arquitectónico, Santa María de las Cuevas es un exponente de primera magnitud de la riqueza de los distintos periodos culturales y artísticos. Y pueden contemplarse verdaderas perlas de los estilos mudéjar, gótico, renacentista y barroco. Aunque una parte muy importante de su legado ha desaparecido en distintas etapas y por diversas vicisitudes.

Tal fue su relevancia durante varios siglos, que llegó a albergar obras de artistas como Zurbarán, Pacheco, Murillo, Alonso Cano, Martínez Montañés o Juan de Mena, entre otros.

Qué duda cabe que uno de sus grandes atractivos son los tres sepulcros de la sala conocida como Capítulo de Monjes.  El primero de ellos es un impresionante sepulcro de estilo renacentista en mármol de Génova de Pedro Enrique de Quiñones, y los otros dos corresponden a la familia Ribera, también en mármol.

Con el periodo de la Desamortización de los bienes eclesiásticos de Mendizábal comenzó la etapa que dio más renombre internacional al Monasterio: la instalación de la Fábrica de Loza de la casa Pickman. La cerámica y la loza ha marcado la impronta de este monumento con la construcción de sus hornos en forma de botella, que le han otorgado el singular perfil que hoy conocemos.

Un atractivo recorrido histórico que ha despertado el interés de los miembros del CEC, y cuyas consultas han sido resueltas y atendidas con toda amabilidad por parte del equipo y los expertos del Monasterio.

Arte y cultura en torno al 92

La antigua Cartuja de Santa María de las Cuevas fue sede de la principal exposición que se realizó durante la Exposición Universal de Sevilla de 1992, que se tituló Arte y cultura en torno a 1492 y que presentó una selección de obras y piezas de diferentes disciplinas y estilos fechadas alrededor de aquel año.

Ahora el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo vuelve a recordar la Expo'92 con una exposición muy singular y de primer orden que hará una revisión del panorama cultura en torno al año 1992, desde distintas ópticas y perspectivas. Como una especie de réplica y tributo a la que se produjo hace 25 años.

Un proyecto expositivo visitable y abierto al público hasta el 24 de septiembre de este año.

ACTIVIDAD CÍRCULO
 
Powered by